La Motivación en la Empresa.

motivacion

Nuevamente vamos a hablar de un tema que aunque parezca recurrente, creo que la importancia que tiene y la diferencia que marca en la gestión de las empresas es tanta, que vale la pena una vez más hacer alusión al mismo.

En este mismo blog hable de la creación de equipos y de cuales consideraba eran las claves del éxito.

En el momento en que fue escrito este tema, Pep Guardiola aún dirigía al FC Barcelona y le tome como referencia para nuestro análisis.

Diego Pablo "Cholo" SimeoneHoy me gustaría tomar como referente al “Cholo” Simeone, actual entrenador del Atlético de Madrid. No es que tenga ninguna relación especial con estos señores, a los cuales simplemente admiro y respeto por la pasión que ponen de manifiesto para lograr sus objetivos deportivos y empresariales; no voy a negar que sería un enorme placer poder pasar unas horas o días al lado de estos señores y poder captar de primera mano las sensaciones que son capaces de trasmitir a sus equipos, pero como de momento eso no va a suceder vamos a centrarnos en nuestro tema.

Queda demostrado una vez más que  el papel del directivo de una empresa y el entrenador de fútbol lejos de ser muy diferentes son muy similares. Los dos  necesitan que su equipo confíe en ellos para sacar el máximo partido de los recursos con los que cuentan. Tanto en el éxito como en el fracaso ellos deben dar la cara y cuando las cosas no salen como se había planeado, ellos deben asumir su responsabilidad.

Motivación = Diferencia.

Al grano, ¿En que basa el “Cholo” Simeone su estrategia de motivación?

En tres aspectos básicos:

  1. El Esfuerzo.
  2. El Talento.
  3. La Confianza.

El Esfuerzo es fundamental para superar las dificultades pero también para no dejar de crecer en tiempos buenos. Un equipo de trabajo que se esfuerza conseguirá más fácilmente sus metas.

Sobre el Talento, decir que la gestión del talento suele ser una asignatura pendiente tanto para ambos, directivos de empresas y entrenadores de fútbol. El Talento es complementario al Esfuerzo, pero nunca lo sustituye del todo. En un equipo de trabajo la persona al mando debe encontrar el sitio más adecuado para que cada miembro ponga su talento a disposición del éxito colectivo. La suma de los talentos individuales en la posición adecuada es una buena base para el éxito.

Cuando una empresa es consciente de la importancia que tiene contar con unos recursos humanos eficientes y preparados, tiene una buena parte del camino al éxito hecha. Pero esos recursos hay que captarlos, acomodarlos, organizarlos, motivarlos y formarlos; y eso requiere tiempo, dinero y algún quebradero de cabeza que otro.

En el mundo del deporte, existen dos caminos o modelos para captar Talento

  1. Buscar personas jóvenes, con proyección y darles una oportunidad. Una oportunidad en forma de confianza y formación continua para que más adelante puedan explotar todo su potencial y lo hagan plenamente identificados con la empresa que confió en ellos. Es un modelo arriesgado, pero muy efectivo si se hace bien. Las empresas que apuestan por este modelo corren el riesgo de que una vez que han formado a sus trabajadores, llegue la competencia y se los arrebate ofreciéndoles mejores condiciones.
  2. Captar talento a base de talonario. Se basa en contratar profesionales de calidad ya contrastada y de amplia experiencia en el primer nivel, ofreciéndoles unas condiciones inigualables. Este modelo sólo pueden aplicarlo empresas de tamaño considerable, pues corren el riesgo de que la inversión en captar talento no sea amortizada en los resultados finales del negocio

Empresarialmente hablando una buena gestión del talento en el equipo de trabajo es una garantía de éxito.

¿Con qué modelo te quedas?

El efecto simeoneEn cuanto a la Confianza, Simeone explica en el libro  El efecto Simeone: la motivación como estrategia algo que viene a poner de manifiesto lo que muchos que hemos tenido la responsabilidad de dirigir equipos ya sabemos.

No ganan los partidos los mejores jugadores, sino aquellos que están más seguros de lo que hacen. En un equipo de trabajo puede ocurrir lo mismo. Una persona con muy buenas capacidades pero que no sabe explotarlas al final dará peores resultados que otra con menos habilidades, pero más motivación y un mayor grado de implicación en el proyecto.

A los que deseen prufundizar en este tema le recomienodo el libro El efecto Simeone “La motivación como estrategia”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s