Desmontando el mito del “Bueno, Bonito & Barato”

En dias pasados estuve revisando diferentes temas y sin saber bien como llegue hasta este post que me parecio muy interesante por la claridad con que lo aborda y sobre todo porque me encantan las matematicas y todo aquello que sea emplear esta herramienta para cuantificar resultados me parece fantastico.

Fuente :Fernando de la Rosa Herrero
Post extraído de su blog personal Titonet

Todos trabajamos para un cliente. Ya sea interno (tu jefe) o externo (ofreces servicios profesionales a terceros). En nuestra vida profesional -y hablo por mi experiencia en el mundo de la publicidad- nos encontramos con situaciones de lo más variopintas y la verdad es que son difíciles de entender si las traducimos a nuestra vida real.

Por ello creo que es conveniente saber cómo negociar en estas situaciones. Uno de los clásicos es cuando te piden el Bueno, Bonito & Barato. A menudo los clientes quieren las cosas así de ‘facil’ y necesitamos tener argumentos para justificar que esto no siempre es posible. En realidad, una de las palabras se transforma y nos quedamos con: Bueno, Rápido y Barato.
Para mí una de las cosas más importantes a nivel de conocimiento son las matemáticas. Creo que es un tipo de lenguaje que entiende todo el mundo, así que vamos a traducir el concepto en una ecuación. Podemos decir que:
RESULTADO (trabajo) = BUENO (calidad) + RÁPIDO (tiempo) + BARATO (recursos)

Las 3 variables no se pueden cumplir siempre. Hay que elegir y toda elección en esta vida implica renunciar a algo, así que toca priorizar una de las variables:
Cuando te piden una cosa para ¡ya! (RÁPIDO) lo que deberíamos hacer es despejar la variable tiempo y advertir que:
RÁPIDO = RESULTADO – CALIDAD – BARATO

Es algo simple, pero ayuda a entender que el resultado de las cosas que se piden con poco tiempo tiene dos variables en contra: la calidad final y el número de recursos que se necesitan. De esta menera creo que se puede justificar que las cosas para ¡ya! son más caras, sobre todo si queremos evitar que se pierda mucha calidad en la entrega.
Si lo que prima es el precio (BARATO) la ecuación sería esta:
BARATO = RESULTADO – CALIDAD – RÁPIDO

En este caso la explicación también es simple. Si no quieres perden mucha calidad en el resultado final lo que necesitamos es más tiempo.
Por último, si lo que prima es la CALIDAD, hay que entender que las cosas requieren su tiempo y sus recursos.
CALIDAD = RESULTADO – RÁPIDO – BARATO

Creo que estas sencillas ecuaciones pueden ayudar a más de uno a negociar mejor con sus clientes, tanto externos como internos. Por otro lado, cada vez son más los que nos damos cuenta que la velocidad a la que van las cosas no mejora el resultado. Por eso me gustó mucho el concepto de Slow Design, perfectamente explicado por el amigo Marc Cortés. Creo que si queremos dar saltos de calidad y/o gestionar procesos de innovación, necesitamos dar tiempo & tener recursos. “Vísteme despacio que tengo prisa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s